91 735 18 58

¿Qué es la ortodoncia lingual? ¿Cuánto dura el tratamiento?

Debido a su alto nivel de complejidad, la ortodoncia lingual se encuentra disponible solo en algunas clínicas dentales. En Ortodoncia Mirasierra contamos con un equipo de ortodoncistas en exclusiva, muy formado y experimentado en esta técnica y respaldado por décadas de trayectoria profesional. Por ello, los brackets linguales son uno de los tratamientos de ortodoncia que más colocamos en nuestra clínica dental. En este artículo te vamos a contar, entre otras cosas, en qué consiste esta técnica, qué problemas corrige y cuáles son sus principales ventajas y desventajas.

¿Qué es la ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual es un tratamiento de ortodoncia en el que los brackets se colocan en la cara interna (lingual) de los dientes. Esta novedosa característica hace que los brackets sean completamente imperceptibles ante los ojos de los demás.

Aunque existen otros tratamientos de ortodoncia muy discretos -como los alineadores transparentes– hoy en día la ortodoncia lingual es la técnica más estética de todas las que existen en el mercado. Por ello, los brackets linguales son elegidos por los adultos y adolescentes que desean corregir la alineación de sus dientes de manera completamente invisible.

¿Cómo funciona la ortodoncia lingual?

La principal diferencia de la ortodoncia lingual respecto a la convencional es que, en la primera, se utilizan unos brackets especiales totalmente personalizados, los cuales van colocados en la superficie interna de los dientes. A continuación, te describimos cómo funciona la ortodoncia lingual:

  • Estudio inicial: en primer lugar, resulta necesario realizar un completo estudio para determinar si la ortodoncia lingual es el tratamiento adecuado para corregir la maloclusión dental del paciente. Asimismo, el estudio inicial ayuda a establecer correctamente los objetivos del tratamiento. Dicho estudio incluye una exploración bucodental y la toma de una serie de radiografías, modelos digitales y fotografías intraorales y extraorales.
  • Toma de impresiones: una vez considerado al paciente apto, se deben realizar impresiones de su boca, lo que en Ortodoncia Mirasierra llevamos a cabo con un escáner intraoral en tres dimensiones. De esta manera, la toma de medidas es más precisa, lo cual es imprescindible cuando resulta necesario fabricar la ortodoncia a medida, como sucede con los brackets linguales.
  • Planificación del tratamiento: una vez obtenidos todos los registros del paciente, el ortodoncista elabora el plan de tratamiento para corregir las maloclusiones dentales y alcanzar los objetivos planificados. Aunque este paso suele pasar inadvertido, es crucial y determina, en gran medida, el éxito del tratamiento. Dado que, en este punto, la experiencia y la formación del ortodoncista juegan un papel fundamental, en nuestra clínica dental todos los tratamientos son planificados, ejecutados y supervisados por odontólogos especializados en Ortodoncia, con una trayectoria profesional de varias décadas a sus espaldas.
  • Confección de los brackets: el ortodoncista envía todos los requerimientos del tratamiento al laboratorio que fabrica los brackets linguales, para que estos sean confeccionados de manera personalizada, a medida de cada uno de los dientes.
  • Colocación de los brackets: una vez fabricados, los brackets se cementan en la cara interna de los dientes. Asimismo, el ortodoncista inserta los arcos (superior e inferior) a través de los brackets. Los arcos, mediante los ajustes periódicos que realiza el ortodoncista, permiten transmitir la fuerza necesaria a los brackets, para que estos muevan gradualmente los dientes hasta su posición correcta.
  • Revisiones periódicas: normalmente, el ortodoncista programa revisiones periódicas cada 4-5 semanas. En dichas revisiones, el profesional realiza los ajustes necesarios en los arcos y evalúa el progreso del tratamiento.
  • Cuidados y mantenimiento: durante el tiempo de tratamiento, los pacientes deben seguir las instrucciones del ortodoncista relativas a cuidados y mantenimiento (higiene, alimentación…). Uno de los aspectos más importantes para el éxito del tratamiento es mantener una buena higiene oral, así como evitar los alimentos muy duros o pegajosos que pueden dañar los brackets (kikos, caramelos de toffee, aceitunas con hueso…).
  • Finalización del tratamiento: una vez alcanzados los objetivos marcados, se retiran los brackets linguales y se da por terminado el tratamiento. Inmediatamente después, es necesario confeccionar y colocar unos retenedores para mantener los dientes en su nueva posición.
Ortodoncia lingual Incognito

¿Qué problemas corrige la ortodoncia lingual?

La ortodoncia lingual puede corregir numerosos problemas que afectan tanto al alineamiento como a la mordida de los dientes. Entre dichas maloclusiones dentales destacan las siguientes:

  • Apiñamiento dental.
  • Espacios entre los dientes (diastemas).
  • Mordida cruzada.
  • Sobremordida.
  • Mordida abierta.
  • Etc.

¿Cuánto dura un tratamiento con ortodoncia lingual?

La duración de un tratamiento con ortodoncia lingual varía en función de diversos factores (edad del paciente, complejidad del caso, respuesta biológica de cada persona…). Sin embargo, podemos decir que, normalmente, un tratamiento con ortodoncia lingual dura entre 18 y 24 meses.

Ventajas y desventajas de la ortodoncia lingual

A continuación, vamos a contarte cuáles son las ventajas y desventajas de la ortodoncia lingual:

Ventajas

Los principales beneficios de los brackets linguales son los siguientes:

  • 100% invisibles: la ortodoncia lingual permite corregir la posición de los dientes sin que nadie lo note. La mayoría de las personas que se decantan por este tratamiento valoran esta ventaja por encima de cualquier otra.
  • Eficaces: la ortodoncia lingual puede tratar de manera eficaz una amplia gama de maloclusiones dentales. Sus resultados son comparables a los de los brackets tradicionales, los cuales llevan mucho más tiempo en el mercado.
  • Personalizados: la ortodoncia lingual se fabrica de manera personalizada y a medida de cada diente, lo que permite maximizar su eficacia y que los brackets tengan un tamaño mínimo. Esto supone una ventaja respecto a la ortodoncia tradicional, la cual es confeccionada de manera estándar sin tener en cuenta las dimensiones de los dientes.
  • Menos lesivos: al ser más pequeños,los brackets linguales resultan más seguros que los tradicionales para las personas que practican deportes de contacto, donde el riesgo de traumatismos en la boca es alto.

Desventajas

Los principales inconvenientes de los brackets linguales son los siguientes:

  • Precio: la ortodoncia lingual presenta un precio más alto que el resto de tratamientos (brackets convencionales, brackets de zafiro, alineadores transparentes…).
  • Periodo de adaptación: generalmente, el periodo de adaptación al tratamiento es más largo que con otras técnicas, ya que al principio los roces de los brackets con la lengua son habituales. Estas molestias desaparecen con el paso de los días y, aproximadamente, dos semanas después de la colocación de los brackets, el paciente tiene la ortodoncia lingual completamente integrada en su vida. Por ello, lo habitual es que durante el resto del tratamiento no experimente molestias o incomodidad en la lengua.

Después de haber leído este artículo, ¿qué opinión tienes sobre la ortodoncia lingual? ¿Crees, como muchos de nuestros pacientes, que sus ventajas superan, con creces, los inconvenientes?

Si es así, llama a Ortodoncia Mirasierra y solicita una primera visita sin coste con nuestro equipo médico especializado en Ortodoncia. Los especialistas resolverán todas las dudas que tengas y harán una valoración inicial de tu caso para determinar si la ortodoncia lingual es la técnica más adecuada para ti.